La verdad detrás del Halloween

Es importante que abramos los ojos, escuchemos los testimonios y conozcamos la realidad de esta “Fiesta del Halloween”.


Un poco de su historia...

Desde el año 840, se celebra el 1° de noviembre, en la Iglesia Católica, el día de “Todos los Santos”, y la vigilia vespertina para preparar esta celebración (31 de octubre); en la cultura inglesa se tradujo con el nombre de “Hall Hallow's Even” (vigilia de todos los santos).

Sin embargo, un grupo de antiguos sacerdotes del pueblo celta, llamados Druidas, que habitaron en las regiones de Inglaterra, Francia, Irlanda y parte de la Península Ibérica, manipularon el nombre para transformarlo en Hall Halloween Eve, que significa la Noche Apartada. Esa noche, 31 de octubre en su calendario, celebraban la fiesta de Samhain “dios de los muertos” en donde invocaban a los malos espíritus o demonios. Para ellos era la época más propicia para lo comunicación con los espíritus y para la práctica de la adivinación y la hechicería, pues decían que las almas de los muertos visitaban sus casas ese día.

Ofrecían a los muertos mesa de alimentos. Recorrían casa por casa pidiendo donativos (comida, dinero, animales y un niño pequeño o una virgen) para quemarlos en una gran fogata y ofrecerlos a Samahin.

Al pedir, amenazaban con dañarlos. Si accedían (“trato”), daban una fruta con una vela dentro (para que los demonios no entraran y mataran a los habitantes de la casa). Si no aceptaban, los druidas marcaban la puerta de la casa y amenazaban que Samahin los destrozaría (“treta”).

Al finalizar esta “fiesta”, los espíritus eran “sacados” del pueblo por gente disfrazada como los espíritus o demonios, con formas de horror, con las pieles y cabezas de los animales sacrificados (como hoy, por cierto, usan los satánicos en sus eventos) para “engañar” a los espíritus y evitar que se quedaran en ese lugar. Con las cenizas y restos de los sacrificios, los druidas hacían otro rito para conocer el futuro y la suerte de los siguientes doce meses. La fecha escogida: ¡31 de octubre!

Lamentablemente la fiesta del Halloween sigue hoy más vigente que nunca.


Testimonios

Declaraciones de reconocidos ocultistas confirman que su festividad va más allá de sólo disfrazar a los niños para pedir dulces (trick or treat). Por ejemplo, Sandor Anton Levey, “gran sumo sacerdote” de la iglesia de Satanás y escritor de la “Biblia satánica”, dice que para los satanistas es su cumpleaños y el 31 de octubre son días de gran conmemoración.

La Sra. Cristina Kneer de Vidal, ex satanista y ex espiritista, asegura igualmente que una de las ocho fiestas del satanismo en el año es el equinoccio de primavera, al igual que el Halloween, en las cuales se llevan a cabo sacrificios de animales y humanos en “misas negras”. Se roban a los niños y bebés, se les viola para “quitarles la pureza”, se les extrae el corazón y se lo comen los satánicos, afirma. (Ver nota publicada en el períodico “El Norte”)

Asimismo, en la ‘Noche de Brujas’ “se mezclan aspectos satánicos, sensuales, de sexo y drogas”, dijo el padre Jorge Echegoyen Flores, director administrativo del Seminario Diocesano de Tijuana; se convirtió en muchas partes como pretexto para los desmanes, agregó.


¿Qué podemos hacer?

Volver a nuestras raíces católicas, es nuestro turno de poner de moda ahora la Fiesta de todos los Santos, haciendo fiestas y celebrando la vida.

El Pbro. Jordi Rivero propone como alternativa a la “noche de brujas”: “Los cristianos debemos no solo desenmascarar el mal sino ser además luz en las tinieblas. Debemos abogar por el retorno a la verdadera celebración de la Fiesta de Todos los Santos. Se pueden hacer muchas celebraciones en torno al los santos. Los niños se pueden disfrazar de un santo favorito y aprenderse su vida, especialmente sus virtudes, con el fin de imitarlas. Los mayores pueden leer sobre los santos, tener una fiesta en honor a un santo favorito de la comunidad o de la familia”.(Ver calcomanía Anti-Halloween)


Fuentes:
http://nuevaeravsbuenanueva.blogspot.mx/2010/10/el-peligro-del-halloween.html
http://www.corazones.org/apologetica/practicas/halloween.htm