Los peligros de practicar yoga



Para poder comprender porqué practicar esta disciplina tan popular, que encontramos en cada esquina, en casi todos los gimnasios e incluso en las escuelas de los niños, hay que primero saber que el yoga pertenece a la corriente llamada “Nueva Era” o “New age”, termino que seguramente han escuchado sobre todo en el aspecto musical, sin embargo esta corriente va más allá de la música.
Para dejar de vivir en el error, el engaño y el peligro que representa practicar esta disciplina del YOGA hay que entender lo que se hace realemente en ella y porqué como católicos no debemos practicarla.

¿Qué es la “Nueva Era” o “New Age”?

En resumen se trata de una nueva mentalidad espiritual pero sin Dios, donde tu eres el que tiene el poder. Su gran atractivo es que promueve disciplinas y pensamientos “buena onda”, “relajantes”, etc. de ahí que muchos hayan ya caído en la trampa.

Se resume en tres puntos:

1. Es un movimiento socio-cultural a nivel mundial que trata de impulsar la idea de una nueva espiritualidad, de una nueva conciencia, pero al margen de Dios.
2. La llegada en un futuro próximo, desde el punto de vista astrológico, la llamada era de Acuario, inaugurada el pasado 21 de diciembre del 2002, esta “era” habla de un mundo mejor, de felicidad, de alegría, de amor, buenas vibras, donde Dios es energía. Aclarando que buscar la felicidad no está mal, pues todos los seres humanos quisieramos ser felices, el peligro aquí son los medios que se proponen para alcanzar esta pseudo felicidad.
3. Filosofías y doctrinas religiosas mezcladas entre sí, de tal manera que los expertos hablan de cuatro áreas, que derivan en todas estas disciplinas como el yoga, reiki, los chakras, las constelaciones familiares, la reencarnación, el feng chui, cristales, cuarzos, etc.
   a) Orientalismo: tanto en México como en otras partes del mundo, se han importado estos conceptos, de la India,
   China, Japón, Corea, etc. Nos gusta mucho lo extranjero, incluyendo las ideas, filosofías, doctrinas y religiones.
   b) Esoterismo: la idea de que hay una verdad suspuestamente detrás de las cosas.
   c) Medicina alternativa o Pseudo ciencia, cabe mencionar que no todas son malas.
   d) Ocultismo: brujería, santería, satanismo, etc.

Es a partir de estas cuatro corrientes, de donde se derivan las prácticas “New age/Nueva era”, como el yoga. Con frecuencia escuchamos que se dice “es que el yoga me ayuda a relajarme”, “es que hago ejercicio con ella”, “es que me desestrezo y me da paz”, “me siento tan bien”, como dijimos son las trampas disfrazadas de sensaciones “positivas”.

¿Qué es el YOGA?
Es una discíplina religiosa hindú de mas de 5 mil años de antiguedad. El Yoga llega a México diluido, no llega como una técnica religiosa de espiritualidad, los yogis o maestros le quitan parte de estos conceptos para que sea atractivo a nuestros ojos.

Razones por las cuales el Yoga es una disciplina religiosa/espiritual:

1. En cualquiera de sus formas, la finalidad del yoga no es únicamente la relajación, la correcta respiración ni el bienestar o control físico, sino la “iluminación” que es una “vía de perfección” (de ocho pasos) a través del control de los “elementos físicos y psíquicos” de la persona que pretende el “nirvana” (extinción del sufrimiento) para alcanzar la “iluminación” (apertura del “tercer ojo”) y la “unión con dios”.

La “Iluminación” se lograría despertando a Shiva (deidad hindú) en forma de serpiente (kundalini), que se dice mora al final de la espina dorsal, o bien, en los genitales, con objeto de que ascienda desde ese punto por la columna vertebral y vaya “activando” uno a uno los seis o siete chakras (supuestos centros de energía ubicados a lo largo la espina dorsal), y así se una a su esposa Parvati (diosa “energía”) que le espera en la cabeza. El enlace Shiva-Parvati abriría el “tercer ojo”, esta es la meta del yoga.

2. Las Posturas o “asanas”, que se practican en el Yoga, son utilizadas como medios físicos para preparar a las personas para unirse con Brahma, uno de los muchos dioses en la India, puesto que “yoga” significa unión. Estas posturas son tomadas de las mismas deidades de la India, por ejemplo la famosa flor del loto la tiene Shiva, otro dios de la India, cuyo nombre significa “terror demoníaco”.

Ana Paula Domínguez,  directora del Instituto Mexicano del Yoga, declaró que efectivamente las posturas buscan fusionar a las personas con Shiva.

3. La técnica de respiración, que se practica durante las sesiones de yoga, consiste en pedirle a los alumnos que respiren el “prana” = que es energía = la cual representa la diosa Parvati, esposa de Shiva. Nuevamente encontramos contextos religiosos en la práctica del yoga.

Bajo el contexto de que el yoga ayuda a la meditación, veamos que un principio en el Sutra, la enseñanza de Buda, consiste en poner la mente en blanco, cuando uno pone la mente en blanco se obtiene un efecto parecido a drogarse o como en sesiones de trance espiritista, en ese momento podemos encontrarnos vulnerables, pues bajamos las defensas y somos susceptibles a ataques malignos, de los cuales existen varios testimonios.

4. Concentración mental. William Schnoebelen, ex satánico y ex masón, en su libro “La masonería mas allá de la luz”, rebela que el yoga trata con sus ejercicios y prácticas de abrir el chakra frontal de las personas para lograr la iluminación, abrir el tercer ojo y para poder tener acceso a poderes más allá de lo humano como telepatía, telequinesia, precognisión, etc.
En su libro comenta que en el ritual llamado Paladión, consiste en 5 pasos, en el segundo se trata de abrir el chakra frontal con drogas y yoga, para alcanzar la “iluminación” o apertura del “tercer ojo”.
William afirma que ese ojo (“el ojo que todo lo ve”) “es el punto de contacto entre los humanos y la conciencia de Lucifer”, y se comienza a “pensar como él piensa y a ver con sus ojos... No es una buena experiencia”.

5. Gopi Krishna, ex yogui de Cachemira quien introdujo la teoría del “Kundalini” (“energía vital” y “serpiente”), estuvo a punto de caer en locura completa en 1937, mientras meditaba sobre su “chakra” superior (o “tercer ojo”). Estuvo a punto de morir, se convirtió, no al cristianismo, y se  dedicó a escribir y hablarle al mundo de lo que era el yoga, advirtiendo de sus peligros.

6. Personalidades como el fundador del satanismo, Aleister Crowley (“el satanista más depravado de todos los tiempos”) y Jhon Klimo (el “médium” más famoso de la historia), practicaban y recomendaban ampliamente el yoga.

Después de todos estos datos y argumentos, aún está dispuesto (a) a practicar esta disciplina del yoga? Si soy católico hay que ser congruentes y dóciles.
¿Qué nos dice la Iglesia católica al respecto del yoga?

1. El Presbítero Manuel Guerra, un importante investigador de las sectas, afirma que es un riesgo “suprimir la conciencia”, pues según el segundo principio del “sutra” (discurso de Buda), “el yoga consiste en impedir que la conciencia/pensamiento tome formas diversas”, o sea, en la “cesación de la actividad mental”.

2. El Presbítero Alfonso Uribe Jaramillo considera: “El yoga puede ser instrumento válido para el hindú que busca con sinceridad la salvación y no ha conocido la verdad revelada por el Verbo de Dios. Pero para el cristiano, es un camino erizado de peligros y, a la larga, si no lo aparta de Jesucristo, lo llevará a una gran confusión, pero no a la verdadera perfección cristiana”.

3. El Cardenal Norberto Rivera Carrera señala: “El yoga es, en su esencia, un ejercicio espiritual y corporal nacido de la espiritualidad hindú. Las posturas y ejercicios, aunque se presentan como un simple método, son inseparables de su sentido propio en el contexto del hinduismo. El yoga es una introducción a una tradición religiosa muy ajena al cristianismo”.

4. El Consejo Pontificio para la Cultura y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso del Vaticano, ubican al yoga como parte de las muchas prácticas de la New Age, al tiempo de cuestionarla como forma de “iluminación”.

5. Existen ya testimonios de posesiones demoniacas, parciales o totales, en personas que practicaron el yoga. Los mismos ocultistas y médiums ya mencionados, nos confirman lo anterior. Es importante mencionar que si alguna vez practicaste yoga, hay que hacer oración de liberación.

¿Estás ahora convencido de porqué es malo para los católicos practicar el yoga?

Dejamos mas fuentes al respecto:
http://es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/244/1518/articulo.php?id=41101
www.nuevaeravsbuenanueva.blogspot.com
Programa de Radio “Simplemente Adriana”, El engaño de la Nueva Era, invitado: Jaime Eduarte Martínez.