El Señor de los Milagros

Historia

En 1535 se fundó el pueblo de San Juan Parangaricutiro, término purépecha que significa “el pequeño” o “mesa” por encontrarse en una meseta y “San Juan” porque tuvo como patrono a San Juan Bautista. Fundado por los frailes franciscanos que evangelizaron la región a cargo de Fray Juan de San Miguel, siendo él quien acercó a los moradores de estas tierras a formar un poblado y a conocer el Evangelio de Jesús.

Cuentan que en 1597 llegó al pueblo de San Juan Parangaricutiro, Michoacán, un viajero que vendía tres Cristos, fue hospedado en la casa del Sr. Nicolás; a quien por un lapso de dos o tres semanas se los dejó para que se decidiera por uno de ellos. Don Nicolás eligió la imagen más parecida a los lugareños por su color, una vez tomada la decisión el forastero no acepto pago alguno por él y desapareció sin dejar rastro, se decía que el Cristo era muy milagros.

Todos lo creían menos el cacique del lugar. Un día su hijo enfermó gravemente y al no encontrar cura alguna, volvió sus ojos al Santo y le prometió que si salvaba a su hijo le bailaría en agradecimiento igual que según la Biblia bailaba el Rey David para venerar a Dios. El niño se curó y el cacique cumplió su palabra. La comunidad fue testigo del suceso y fue así como cobró fuerza esta forma de veneración, petición de favores y agradecimiento por los mismos.


En 1943 nace el volcán Paricutín y un año después tanto el santuario como el pueblo de San Juan Parangaricutiro desaparecieron al ser sepultados por un alud de lava proveniente del volcán. La única edificación que sobrevivió fue parte de la Iglesia, donde hoy se puede ver el segundo cuerpo de la fachada con una de sus torres, y algunos muros de la parte posterior, incluido el altar mayor de piedra, en medio de la lava endurecida que dejó un mar de rocas negras a su alrededor.
 

La población se trasladó a 33 kms del volcán donde se fundó un nuevo pueblo al que llamaron Nuevo San Juan Parangaricutirimícuaro, llevando consigo la imagen del Señor de los Milagros, donde actualmente se le venera.

En San Juan nació un dicho en torno a las causas imposibles, que reza “lo que pides no se logrará aunque entres a San Juan Bailando”, de manera indirecta se subraya así la reconocida capacidad milagrosa de su Cristo: el Señor de los Milagros. Lo típico al visitarlo es “entrar bailando” dando tres pasos hacia adelante y dos hacia atrás, a lo largo de la iglesia hasta llegar al altar.
 

En Jalisco, en la Parroquia de San Jerónimo, se tiene la capilla dedicada al Señor de los Milagros. La imagen es una réplica traída de Nuevo San Juan. Todos los miércoles se ofrece la misa en su honor a las 12:00 p.m. Su día es el 14 de septiembre, en el cual se realizan grandes festejos en su honor.

Al interior de la capilla del Señor de los Milagros se puede apreciar en sus muros innumerables agradecimientos de sus devotos por los favores recibidos.

Te invitamos a conocerlo y no dudes en acudir a su intercesión en tus necesidades.
 

Oración al Señor de los Milagros
Bendícenos en cada hora Señor de los Milagros, en nuestras enfermedades y pobrezas, en nuestras pruebas y desolaciones, en nuestros quebrantos e infortunios, escucha nuestra voz, atiende nuestras plegarias, acude pronto a favor de nosotros, de nuestras familias y de nuestros intereses temporales y eternos.

En ti confiamos Señor de los Milagros y de tu misericordia infinita, esperamos alcanzar el remedio en nuestras necesidades.

Padre nuestro y Avemaría (al finalizar decir la jaculatoria)
Señor de los Milagros, en ti confiamos.

Dirección Parroquia San Jerónimo: Sagitario #4170, Colonia La Calma, Zapopan, Jalisco, México.


Fuentes:
http://www.michoacan.gob.mx/fiesta-patronal-del-senor-de-los-milagros/
https://es.wikipedia.org/wiki/Santuario_del_Se%C3%B1or_de_los_Milagros_%28Michoac%C3%A1n%29
http://www.edy.com.mx/2012/04/el-senor-de-los-milagros-san-juan-nuevo-michoacan/
Folleto de San Jerónimo